¿Por qué ha decrecido el dar en las iglesias?

¿Por qué ha decrecido el dar en las iglesias?

Has estado tratando de comprender por qué han bajado las ofrendas en tu iglesia, pero no sabes exactamente la razón. Estudios en diferentes congregaciones muestran que se pueda deber a una de las siguientes causas:

  1. Baja asistencia.

Esta puede ser la más obvia, pero vale la pena anotarla. Existe una gran relación entre la asistencia y el ingreso. Una familia que asiste tres veces por mes es mas propensa a dar consistentemente que la que asiste dos veces por mes. Si se han perdido miembros y no se  están añadiendo nuevos, esto influye en el dar.

  1. Cambios Generacionales.

Las personas nacidas en la década de los 40’s tienden más a ser fieles a una institución. Los nacidos en la década de los 50’s y los 60’s son los que tienen mayor ingreso, pero su dar no es tan consistente. Los milenials no son fuertes dadores. En muchas iglesias los nacidos en los 40’s están siendo reemplazados por los milenials. En otras palabras los mejores dadores están siendo reemplazados por los menos dadores.

  1. Dar a propósitos más que a organizaciones.

Desde los nacidos en los 40’s hasta los milenials se ha dado un cambio bien dramático en la motivación para dar. Los nacidos en los 40’s, como se dijo anteriormente, son más propensos a dar por lealtad a una institución. Los milenials, son propensos a dar más a propósitos que a organizaciones. Los líderes de la iglesia deben demostrar de una manera específica la manera en que los fondos de la iglesia están siendo usados para un gran propósito y ese propósito debe ser real, personal y atractivo.

  1. Poca enseñanza sobre el dar

Como una reacción a las constantes solicitudes de ofrendas en los últimos veinte años, muchos líderes de la iglesia han optado por no mencionar la disciplina espiritual del dar. Muchos miembros de la iglesia no comprenden que el dar es un mandato y una bendición porque no se les ha enseñado así en sus iglesias.

 

  1. Poco o ningún aumento en el ingreso de los miembros.

Muchos de los miembros no han experimentado aumentos en sus ingresos de ningún tamaño.

Ante este gran desafío, algunas de las acciones que podemos llevar a cabo son: enseñar y predicar sin temor sobre la mayordomía cristiana, ser claros sobre el propósito del por qué dar. También hay que ofrecerle a los miembros diferentes mecanismos para hacer del dar un hábito espiritual. Entre esos mecanismos, además del tradicional de los sobres,  puede estar el dar en línea, uso la tarjeta, etc.

Publicado en Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *